Isabella y Carlo

Estamos en la Glorieta de Atocha, centro neurálgico de las comunicaciones viarias en Madrid; amaneció el día espectacularmente soleado, brillante, precioso para realizar este reportaje de pre-boda.
Sensaciones de seda emocional, dos jóvenes preparándose para un enlace sentimental que en unas horas cumple con su quintaesencia. Isabella, ansiosa y emocionada, tensa; Carlo, dicharachero y festivo. La previa está servida; pero vamos a documentar sus momentos de preparativos.

No quieren, ella “maquillajes ni zarandajas”, me dice muy natural; él ni peluquería ni estrategia grooming, se reafirma: el hombre como el oso, cuanto más feo más hermoso. Dicho y hecho.

Me hacen algo de caso, eso sí, naturalidad, algún posado y a robar foto-captura. Trabajo hecho y todos contentísimos. Al enlace, que es hora…