{ 🇪🇸 & 🇩🇪 }

¡Y llegó el gran día de Carlos y Cris! Tan anhelada, tan deseada; recuerdo cuando al menos un par de años antes nos traladaban la noticia de su futura boda y de verdad era para nosotros una noticia maravillosa pues se trata de esa clase de novios en los que ves un absoluto e indiscutible magnetismo de amor, dedicación y equivalencia mutua en todos los sentidos y percepciones, de verdad!

La tarea de enfundarnos para realizar este reportaje de boda resultó encomiable pues se mantiene muy vivo en nosotros el recuerdo de la maravillosa acogida que sus padres nos dieron allí en León, en su casa de las cumbres de El Bierzo, con todas aquéllas sensaciones de vida apacible y bucolismo sin par. Un reportaje de preboda que en su más intrñinseco significado llegó más lejos de lo que podíamos imaginar, pues para los novios, aunque nos os hemos mostrado ni la décima parte de las imágenes de entonces, supuso obtener de él un maravilloso regalo para sus respectivos padres el propio día de la boda.

Esta vez sin campos ni cumbres de por medio pero con una singular estética proporcionada por los maravillosos e irreprtibles jardines de Miravalle, una vez más la finca en la que unos novios depositan su total confianza y que para nosotros representa también una garantía de éxito profesional por su disposición, elementos y escenarios nupciales en todos los aspectos. La sierra de Guadarrama es en todo caso un garante de éxito para cualquier profesional como para cualquiera de los novios que se precien de elegir las fincas que todo este entorno ofrece. De todas maneras realizar bodas en cualquier punto de España ya es de por sí no sólo pleno acierto sino riqueza, diferenciación y belleza vital en prácticamente todos sus rincones y fincas de boda donde puedas trabajar y casarte a tu gusto y con plenitud de confianza.

Las familias de los novios nos han dado mucho juego -aquí prácticamente no lo traslado pues lo consideramos un poco más particular del propio reportaje de boda de los novios- como cabía esperar de personas que en todo momento facilitaron nuestro trabajo y acciones creativas al máximo. Alegría desbordante y unos novios que no pararon ni dejaron estar quietos a nadie, absolutamente a nadie. La celebración en general y la fiesta final fueron una oda a la alegría y orgullosos estamos de que hace dos años nos eligieran para plasamar este maravilloso día, como antes la preboda, con nuestra firma profesional para toda su vida; ¡felicidades Carlos y Cris!.-

Pin It on Pinterest

Share This
×

Estás en el whatsapp de Vicente Mayor

Clica sobre mi nombre o foto y pregúntame

×