{ 🇪🇸 & 🇪🇸 }

He redescubierto la sensual belleza de unos novios embarazados, sí. Hacía mucho de una boda así y desde luego me ha vuelto a fascinar. Aunque lo cierto es que cuando conocí a Miguel y a Laura aún no lo estaban. Y recuerdo que de pronto me llaman para decirme que necesitan adelantar la fecha de la sesión de novios porque acaba Laura de entrar en cinta. Me sentí elegido especial pues el alumbramiento iba a ser muy próximo a la fecha de la boda, lo que ocurrió unos días después. Así la novia llegó a su enlace nupcial con una maravillosa nueva esperanza a punto de luz. Es una verdadera fortuna y una belleza de momento poder realizar un reportaje de boda con ellos embarazados y a además a punto de nacer quien a la postre ha sido ¡una enormemente preciosa, preciosa niña!

Así que para el book de novios, o preboda, nos fuimos a los jardines y entorno del Palacio de Aranjuez en base a su decisión, fué su escenario elegido para estas fotografías. Qué más se puede decir si solo mentar el paraje y monumentalidad histórica de tal Palacio ya te llena el pensamiento y la actitud de magníficas vibraciones.

Y la boda ya varios meses después ha resultado tan hermosa como con llenazo de maravillosos invitados, todos una magníficas personas que no pararon de facilitar nuestra labor, la disposición era espectacular, las escenas se sucedían a ritmo imparable porque es tanta la diversión y alegría que nos manteníamos a tope de un lado a otro sin respirarar, o lo que es lo mismo, disfrutamos con tanta satisfacción trabajando que en secreto pedíamos más y más y eso que la fuente fotgráfica estaba siendo inagotable.

La finca nos proporcionó innumerables escenarios a su vez que aumentaban la riqueza de cuanto capturábamos en nuestros sensores fotográficos, La Alcudia nos ha otorgado una versión muy extendida de diferentes parajes, unos bucólicos, otros románticos y otros con carácter de novela decimonónica, una verdadera suerte hacer reporatajes de boda en este enclave, profesional a tope, diverso y rico en plasticidad escenográfica.

Los novios, ya matrimonio, nos han regalado la posibilidad práctica de conocer más, aprender más (y mira que van años de aprendizaje constante) y sobre todo de disfrutar grande-grande de lo que hacemos, una labor que no es sólo de fin de semana, es un día tras otro con mucho a las espaldas y todo dirigido a que cada pareja de novios nos otorgue su particular enhorabuena constantemente. Laura y Miguel, ¡muchas felicidades, por muchísimos años y toda nuestra ehorabuena!

Pin It on Pinterest

Share This
×