Es incuestionable que cuando un matrimonio cuya celebridad en círculos sobre todo sociales y educativos, como de alguna forma también entre los medios informativos, sociosanitarios y políticos, acude a ti para realizar el ¿reportaje de boda? de su XXV aniversario, es decir, la renovación de sus votos matrominiales, están llegando por medio de algún que otro indicativo testimonial o referente social o incluso profesional.

Y así ha sido como en algunas otras ocasiones que no desvelamos por petición de los propios interesados y su correspondiente protección de datos e imagen personal, la gran importancia que siempre tienen, en primer lugar los testimonios de cuantos matrimonios (novios en su momento) vienen manifestando su total plenitud de satisfacción tanto personal como por parte de sus propios invitados y en segundo lugar la repercusión no sólo ya en las novias y novios que acuden a nosotros por las meras referencias de su boda, en en buen número de casos, sino por la trascendencia que sus testimonios y referencias en medios, redes y chats tienen y que gracias a ellos también los famosos acceden a contactar contigo como referente profesional para la realización de determinados eventos, actos, aniversarios, celebraciones y demás acciones sociales de determinado prestigio social te proporcionan tales testimonios.

Este ha sido el caso de Trinidad y Santiago, apadrinados por D. Vicente del Bosque, Marqués de Del Bosque​, ex-jugador y ex-entrenador de Real Madrid y Selección Española de Fútbol (dos copas de Europa con el Real Madrid y campeón del mundo con la Selección) y por Dña. Irene Villa, periodista, escritora, psicóloga y conferenciante española de prensa escrita y radio, además de deportista de esquí alpino adaptado.

La ceremonia de renovación de votos y posterior celebración se ofició por el Padre Ángel, sacerdote y filántropo católico español, fundador y presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, galardonada con el premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1994. Asistieron prestigiosos invitados al evento nupcial que se celebró a puerta cerrada en la espectacular finca Valdetrigos en la provincia de Toledo.

Pin It on Pinterest

Share This
×