Discreción, cercanía y siempre en primera persona

Nuestro sentido de la vocación como de la excelencia viene dado por la forma global sobre la que establecemos nuestra manera de comportarnos y desarrollar nuestra labor profesional.

Como punto de partida me obligo a dejar claro este sentido propio por el que defino como excelencia mi trabajo profesional con los reportajes de boda y demás portafolios:

  • Ante todo la discreción como punto de partida y de llegada. Esto se puede contrastar ya incluso en la página de Inicio (logotipo) de esta página web donde no encontrarás nombres, ni direcciones ni localizaciones, ni fechas relacionadas en todo lo referente a las bodas y los compromisos de boda. Sí encontrarás nombres propio en otros reportajes de estilo pues así les ha gustado a los interesados.
  • Puedes verificar mi cumplimiento con lo establecido en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales y el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016, de obligatorio cumplimiento para todas aquellas personas físicas o jurídicas que mantengan una página web o similar (cuidado con todas las páginas que tienen ilegalmente un copia/pega de textos de quienes cumplimos jurídicamente con el Reglamento).
  • La cercanía es un factor determinante para conocer con fundamente y de manera apropiada tanto las prioridades como las propias necesidades que tienes como cliente a la hora de contratar a tu Fotógrafo; esto va a definir en un futuro la práctica de mi labor sobre lo que te gusta y lo que no te gusta, cómo vas a querer que se desarrolle todo en el escenario general de tu boda en todo lo referente a la fotografía. Fundamental entonces: jamás llegar en frío a una boda, sin conocer o sin saber…
  • Forma parte de mi carácter: la empatía, esto conforma el bucle de «en primera persona» que luego extenderé más. Como experto titulado en Inteligencia Emocional (Universidad de La Rioja) resulta inherente a mi conducta social y empática. Dicho de manera más coloquial, se trata de saber qué siente una persona que utiliza un determinado calzado de tu número (el cliente te ha localizado y habéis empatizado) cuando tu simbólicamente introduces el pie en su zapato: estarás conociendo de primera mano su sensación, su emoción, su sentimiento incluso.

La excelencia. Así pues y con esta matización como prólogo definitorio de mi excelencia comienzo por presentar mi página web, o lo que es lo mismo, un estudio de atención al cliente abierto las 24 horas todos los días del año informando y asesorando sobre tu trabajo como fotógrafo de boda; hasta aquí es lo habitual. Pero es imprescindible que este grado de funcionalidad sea verdaderamente cumplido y visible de manera permanente; en este sentido es fundamental tener detrás al mejor equipo de mantenimiento a tal efecto.
La página web es nuestra tarjeta de visita perfectamente seccionada, clara, intuitiva, dinámica, limpia. Son factores que necesitas, como cliente -o visitante-, disfrutar para sentirte cómodo y ligero dentro de nuestro espacio virtual.

Primera toma de contacto: completamente personalizada y muy sencilla, este es un lema muy mío: siempre en primera persona. Puede ser por un correo electrónico o a través de mi formulario de Contacto, o tal vez te has decidido a llamarme directamente. Como quiera que te dirijas a mi lo importante es que obtienes respuesta inmediata. Porque me gusta y considero de buena clase y formación dar respuesta de viva voz, siempre; esto es fundamental dado que en mi breve presentación te voy a formular unas sencillas preguntas acerca de vuestro futuro enlace, cuestiones de primera importancia para yo tener una idea clara y diferenciada sobre cómo van a ser vuestros preparativos y su evolución para una futura fotografía de boda que redondeé vuestras expectativas con el fotógrafo.
Es importante asegurarte de que tu fotógrafo estará respaldado por un equipo de personas conscientes de que están administrando una labor eficiente y exclusiva, lo que redundará en una atención excelente brindando la mejor calidad de servicio en todo el proceso de reportaje de boda. Para todo ello y en mi caso cuento, antes que nada, con la directa y muy especial colaboración de mi esposa Nuria, quien se convierte fundamentalmente en mi primera crítica constructora -lo que permanentemente me ayuda a superarme sin descanso ni tregua-; ella es quien se encarga del apoyo con la iluminación artística en la mayoría de la fotografía de boda, pero sobre todo es la gran realizadora de slides foto-musicales y de los preciosos álbumes de boda, cuya selección y maquetación domina con excepcional maestría. Y por supuesto el día de la boda, inseparable compañera –casi imperceptible– de la novia para todo lo que puedas requerir de apoyo personal, es a bien decir, una perfecta wedding-assistant oportunísima!
Junto a nosotros destaco la magnífica labor que aportan nuestros segundos fotógrafos, los auxiliares que en toda circunstancia resuelven una ampliación de escenarios, mediante tomas o visuales contrapuestas, así como los momentos en los que yo estoy centrado en los novios y ellos se centran en los invitados, etc, lo que aumenta significativamente la riqueza visual y compositiva de cada reportaje de boda.
Contar como es mi caso, con un Videógrafo de contratada experiencia y cuya trayectoria profesional define un estilo tan atractivo y resulto como fresco, dinámico y elegante. Jose, que así se llama, mantiene una completa operativa donde los medios, la tecnología y los resultados son el garante de su propia excelencia profesional.

La personalidad de tu Fotógrafo es muy importante, te sentirás encantada viendo como trabajo puntual y diferenciadamente para vosotros durante el próximo año o dos ¡porque es prácticamente el responsable de cómo van a ver tu boda vuestros hijos y nietos, no solo vosotros y vuestro entorno actual! Tu fotógrafo es uno de los compañeros de viaje durante los preparativos con el que tendrás tal vez más contacto antes, durante y después de tu boda, así que asegúrate de que tenga una personalidad bien definida, un carácter agradable y empático, sereno y con un comportamiento ejemplar.

La vocación. Aquí está la clave sincera y trascendente de una realización modélica y abnegada. Qué importante es sentir en tus genes tu profesión. La hemos estudiado, bien. La estamos desarrollando, muy bien. Es nuestro pan…Pero ¿la estamos sintiendo en nuestros genes? En mi caso naturalmente se trata de esta circunstancia por la que vivo por ella y de ella. Cierto es que no toda mi vida ha sido la fotografía bajo el plano profesional. Pero innegable resulta que desde los siete años de edad, cuando recibí como obsequio de Primera Comunión una Kodak Instamatic 133-X (aquélla casi parvularia maquinita tan apropiada para tal regalo)…no puedo decir que sintiera la fotografía como mi vida y futuro, pero sí es cierto que el paso del tiempo hizo que siempre me acompañara una cámara en mis viajes, trabajos y celebraciones de todo tipo. La vocación se fusionó con la profesión a partir de 1.999 cuando comienzas a sentir que tu captación de imágenes tiene que tener un valor, no sólo anímico y cultural sino quizá también económico. Y aquí comienza la fusión entre vocación y profesión convirtiéndose finalmente en medio de vida como fotógrafo de bodas desde hace quince años.

En las bodas descubres un mundo tan especial como mágico y mucho más intensamente cuando mi propia boda -en 2014- me traslada a un cielo de sentimientos dulcificados por el discurrir de una vida propia que navega en medio de la más placentera y hermosa compañía, mi esposa Nuria.
Por esto, el hecho de poder dejar como legado en vuestra vida el reportaje de vuestra boda firmado por mi visión artística fotográfica supone un estadio de dedicación absoluta y de carácter exclusivo para cada pareja de novios que decidís casaros y tenerme como firmante de esta narración tan especial.
Así vivo mi sentido vocacional hecho profesión y así lo traslado a mis alumnos, colaboradores y amigos.

La unión de la vocación y de la excelencia supone un reto maravilloso cuya cima es vuestro reconocimiento y confianza a mi trabajo, experiencia y resultados tras vuestra boda.

Sígueme y comenta mis fotografías en las redes sociales:

Pin It on Pinterest